Cuáles son los retos del CIO ante la transformación digital
13/06/2018
El mundo de la dirección técnica es tremendamente complejo y evoluciona con grandes saltos. Un CTO/CIO debe saber tomar decisiones en tiempo real sobre el futuro del proyecto que lidera, acción que no es sencilla teniendo en cuenta el estado cambiante del sector. Sobre estos temas se debatió en el reciente encuentro sobre CTO/CIO organizado por Emilio Márquez y La Latina Valley.

La formación del equipo técnico en la empresa

El perfil del profesional IT que se busca es el desarrollador que se implica en el negocio. Actualmente existen muchos profesionales que sienten pasión por la tecnología, pero que no quieren saber más allá del negocio. Les gusta la tecnología y aprenden solos, pero no se implican más allá.

Se buscan perfiles extremadamente especializados en tecnologías concretas.

Se buscan perfiles que “sean parte del equipo”. Hay que crear conexiones entre departamentos y hacer que se conozcan los problemas interdepartamentales. Solución: colocar a profesionales de un departamento en el otro durante dos-tres jornadas para acabar con esa sensación del “resto es el enemigo”.

Se debe acabar con esa sensación de “otros te quieren fastidiar”. Los desarrolladores son muy de encerrarse en su día a día para evitar a otros. Se trata de una actitud extendida que afecta negativamente a la empresa.

Se necesitan profesionales que sumen, no que sean tóxicos; los perfiles tóxicos, cuanto antes fuera del equipo mejor. Se piensa que existe entre un 10-20% de profesionales tóxicos (según equipos, proyectos y sectores).

Los profesionales de la empresa deben saber “de dónde sale el dinero” y cómo se invierte. Así comprenden mejor la idiosincrasia de la corporación, la sienten mejor y se implican más en todos los procedimientos.

El CEO/CIO debe saber explicar los porqués de las decisiones. Así se consigue involucrar al equipo en las diferentes decisiones de negocio.

Transparencia absoluta dentro de la empresa en cuanto a métricas: que todos los departamentos sepan cuáles son los medidores que miden el éxito o el fracaso dentro de la empresa para conocer por qué se toman decisiones.

La política de transparencia en los departamentos de IT siempre es positiva.

Se necesita establecer nexos de unión entre las secciones del departamento técnico (programación, diseño, ingeniería, etc.) para fomentar la participación.

Ofrecer premios por conseguir objetivos para buscar más implicación. Cierto porcentaje del extra de facturación ofrecido a los empleados como premio. Funciona sobre todo en equipos que no son muy grandes.

Los mejores equipos de IT están compuestos por profesionales con capacidad para dirigir, profesionales que programan a destajo y salvan la situación y profesionales que entienden el negocio y sus diferentes aristas. En un equipo de cinco personas, por ejemplo, uno del primer tipo, otro del último tipo y cuatro de la categoría restante: programadores facilitadores.

Establecer partidas para premiar a los trabajadores: se gana concurso público o se consigue un cliente satisfecho por el trabajo; se compensa al trabajador.

Estas recompensas están más extendidas en empresas de tamaño medio-bajo. Las grandes empresas lo tienen más difícil por estructura empresarial.

En las grandes empresas existe este problema de sentimiento de pertenencia al equipo/proyecto. Es difícil apostar por ello cuando tienes un equipo formado por más de 30-50 personas dentro del departamento de IT.

Consejo para fomentarlo: cada cinco profesionales de IT debe haber uno que se involucre y conozca el negocio; así se va a fomentar el sentimiento de empresa dentro del proyecto; el resto deben ser ejecutores de las acciones.

Factores motivacionales: creer en la empresa, conocer, vivir y sentir el proyecto; factores económicos: lo que se cobra y se puede llegar a cobrar. Los factores emocionales pesan más que los factores económicos en el sector IT que se caracteriza por una rotación enorme.

Retención de millennials: recompensas intrínsecas (dinero) recompensas extrínsecas (otros factores). Cada persona es un mundo y hay que conocer las particularidades de cada uno para poder aplicar estrategias anti-fuga.

La formación del CTO/CIO

Acudir a proyectos de formaciones/bootcamps especializados en CTO/CIO: es donde más se aprende a nivel profesional dentro del sector.

Se forman comunidades en torno a bootcamps/eventos de CTO/CIO que forjan relaciones profesionales a largo plazo: se consiguen apoyos.

Participar en comunidades especializadas en lenguajes, tecnologías, perfiles profesionales, etc. ayuda a conocer los problemas existentes en el sector de manera general y específica  para formar y solventar problemas.

Si no tenemos un líder dentro de nosotros, necesitamos alguien que nos acompañe y que nos haga esas tareas de líder dentro del mundo profesional.

El estrés y el perfil del CTO/CIO

El estrés y el CTO/CIO: se gestiona de la mejor manera posible, pero es difícil. La solución, fácil de decir, es que en la medida de lo posible la vida no se convierta en el curro. Hay que combatir la obsesión para evadir el estrés.

Existen momentos en los que el trabajo aporta y ayuda al desarrollo profesional. Aquí el estrés no pesa, pero son instantes que no se deben prolongar en el tiempo porque a la larga se consigue el efecto contrario.

Actividades para desconectar: deportes, familia (hijos), escritura creativa e incluso psicólogos y ejercicios de mente especiales. Se debe combatir la soledad, sentir que no se está solo en el universo profesional.

Conciliar con la familia: salir todos los días a la misma hora. A veces es muy difícil, pero hay que conseguirlo la mayoría de los días.

Hay que relativizar la parte de trabajo y ser capaz de desconectar. Se recomienda tener un coach/psicólogo/alguien cercano que pueda dar un refuerzo positivo al profesional cuando comience a estresarse/saturarse.

El nivel de estrés se reduce cuando te apasiona lo que haces, “que no te importe que tras el domingo venga el lunes”. Hay que encontrar el equilibrio: estar cómodo en el trabajo y con el equipo, y en casa. La vida profesional y la vida social deben ir de la mano. Cuando un lunes cuesta ir al trabajo, hay un indicador de que algo no está bien en el terreno laboral.

El CTO/CIO debe estar preparado para recibir presión de otros departamentos. Hay que saber tolerar la presión, comprenderla y gestionarla. Esto requiere formación especial y entrenamiento psicológico para no sufrir.

Cuando más autónomo es el equipo de trabajo, menos fuegos tiene que apagar el CTO y más difícil es que se estrese. El equipo ideal es aquel que no requiere la intervención del CTO/CIO, sino que resuelve problemas de forma autónoma.

La externalización de servicios: ¿sí o no?

Se debe externalizar sólo aquello que no es cien por cien importante para el proyecto. Los servicios que se externalizan son aquellos de los que no depende la acción directa del departamento de IT dentro de la empresa.

Nunca externalizar el core del negocio: es un error muy grave para la empresa.

Externalización de servidores: se contempla de forma común y está en las prioridades de algunos CTO/CIO para evitar tener equipo propio.

Se pueden externalizar secciones de la empresa que no son core, como probar ciertas aplicaciones en múltiples dispositivos. Por ejemplo, una empresa una empresa que se encargue de realizar el testeo de aplicaciones.

Externalizar es posible, sí, pero siempre con seguimiento interno desde la empresa: hay que contar con perfiles internos que supervisen procesos.

La relación de IT con otros departamentos

Hay que fomentar la actitud de “ponerse en la piel del prójimo”. Saber hacer números, valorar situaciones, posibles errores cometidos, etc.

Estrategia comentada previamente: cambiar a profesionales de roles profesionales durante varios días para que comprendan las necesidades, las quejas y los problemas que expone el prójimo.

Los encuentros sociales entre departamentos también ayudan. Entre los trabajadores realizan labores de apoyo, coaching indirecto, etc. cuando se conocen entre sí no solo como profesionales, sino como personas.

Entre departamentos se deben entender los KPIs: qué tiene que conseguir mi departamento para alcanzar el éxito, qué tiene que conseguir el tuyo y qué camino deben seguir ambos para confluir en ello. Hacer equipo a todos los niveles: conocer a tus compañeros y al “vecino” que nos acompaña.

Mejorar el estado de la profesión y la diversidad

Es necesario fomentar una cultura de la diversidad dentro de la empresa en cuanto a los perfiles profesionales, que mayoritariamente son masculinos.

El sector técnico sigue siendo cosa de hombres: hay que fomentar la cultura del sector IT dentro del sector femenino. Para ello se debe trabajar desde los primeros niveles de la educación (escuelas).

Es difícil fomentar la paridad en el sector IT porque no existen una cantidad paritaria de profesionales chicas (no la misma que chicos).

Será cuestión de años que esta paridad vaya desarrollándose de manera natural.

Las mujeres que existen en el sector IT deben ser capaces de evangelizar, deben asumir el rol de referentes para que ellas quieran dedicarse al sector IT.

Hay que combatir los diferentes estereotipos existentes para romper con la estructura actual del sector IT en España (y en el mundo en general).

La transformación digital en las empresas

Se debe potenciar el perfil emprendedor dentro de la empresa. Así se consigue que personal que está estancado se oxigene y comience a trabajar a buen nivel.

En las grandes empresas realizar estos procesos es complicado por la estructura. La transformación digital tiende a ser complicada.

La transformación digital debe asumirse como un proceso global dentro de la empresa: debe realizarse de manera global para digitalizar todo.

Existen sectores como la banca donde la transformación digital puede llegar a ser lenta; se está realizando prácticamente ahora a toda velocidad.

Big Data como elemento indispensable en la estrategia de la empresa. También la inteligencia artificial y el machine learning. Son tres tendencias que están entrando con fuerza en el segmento de la transformación digital.

La transformación digital se ve en ocasiones como una oportunidad de negocio para ciertos “gurús” de lo digital; hay que tener cuidado para evitarlos.

Herramientas más usadas: Slack, Block Watch, Jira, Reddit, Todoist, Confluence, GitHub, Trello, etc. Eso sí, hay que interiorizar el uso: no sirve de nada tener Jira si no seguimos ninguna metodología ágil, ya que sería tirar el dinero pudiendo optar por otra herramienta de menor coste.

Fuente: https://www.revistabyte.es