¿Cuáles son los términos TI de moda en las empresas?
03/12/2018
El análisis de las palabras que más se mencionan en las conferencias de resultados permite realizar una interesante aproximación a cuáles son los principales puntos de interés tecnológicos para las juntas administrativas.

Seguir el paso a la innovación tecnológica no es tarea sencilla. Dentro de las responsabilidades del CIO está transmitir al resto de equipo directivo cuáles son las herramientas que hay que conocer, tanto de las tendencias que resuenan a nivel global como, dentro de estas, las que se ajustan y son accesibles para el modelo de negocio. 

Para detectar cuáles son estas corrientes clave hay varios criterios. Por un lado, la opinión de especialistas, consultoras y empresas de estudios de mercado. Por ejemplo, la consultora Gartner apunta como tendencias clave para 2019 los dispositivos autónomos, la analítica aumentada a través de 'machine learning', los desarrollos impulsados por inteligencia artificial, los gemelos digitales, la computación en el extremo aumentada, las experiencias inmersivas, el 'blockchain', los espacios inteligentes, la ética digital y la computación cuántica. 

Algunas de estas tecnologías son, además, de las que más volumen de mercado mueven o moverán: un criterio no siempre definitorio de su importancia, en tanto una herramienta puede concentrar un nivel relevante de gasto, pero no tener tanta importancia estratégica como otra con menor peso. En el caso de las anteriores, hay algunas cuyo potencial transformador ya se está empezando a detectar, como la inteligencia artificial, que está permeando industrias y verticales, de la mano de herramientas digitales en las que la IA es tanto un factor añadido como el principal elemento. Su valor de mercado podría sumar 1,2 billones de dólares en este 2018; para 2030, su aportación a la economía mundial podría alcanzar los 15,7 billones. En el caso del 'blockchain', aunque su valor de mercado se multiplicó por 10 solo en 2017, pasando de 20.000 a 200.000 millones de dólares, todavía están por explorarse muchos de los usos en los que se prevé que puedan resultar transformadores, como la industria alimentaria. 

Cuáles de estas tendencias tienen ya un impacto real en las organizaciones y cuáles pueden entrar en la categoría de herramientas sobrevaloradas es difícil de definir; lo que sí que se puede comprobar es las que están acaparando mayor interés por parte de las cúpulas directivas y accionistas de las empresas. Gartner publicaba hace unas semanas su primer estudio lingüístico sobre transcripciones de 'earnings calls', presentaciones de resultados, de más de un centenar de empresas del S&P 500 durante el primer semestre del año. De aquí se perciben tres claros ganadores, en lo que a tecnología se refiere: analítica, inteligencia artificial y 'machine learning'. Sobre analítica, inversores y clase dirigente buscan sobre todo emplearlos en optimización de precio y abrirse a públicos nicho mediante promociones concretas, además de en temas de organización interna de la propia empresa y de transparencia de datos. Sobre la IA y el aprendizaje automático, en cambio, se percibe que se le puede estar dando demasiadobombo, al emplearlas sin una correlación clara en los posibles aportes a la empresa para mejorar su negocio. 

Otra tendencia curiosa dentro de los intereses máximos de las 'earnings calls' es en dos de las herramientas que más habían dado que hablar en los últimos años: realidad virtual y realidad aumentada. Si hasta este año el interés principal estaba en la primera, 2018 ha cambiado la pauta en este sentido. Según apunta CBInsights, este ha sido el año en el que la realidad aumentada ha superado a la realidad virtual en menciones en las presentaciones de resultados, analizando las del primer semestre del año. Los ritmos de comentarios marcan en cierto modo las carreras que han seguido: si la VR tenía un punto máximo en 2016 y luego una caída, la AR mostraba un crecimiento lento en el interés que suscitaban, hasta lograr superar a la primera.

A la hora de decidir qué tendencias tecnológicas deben acaparar el interés de los responsables de toma de decisiones en la empresa, es conveniente mezclar los criterios generales con los propios del negocio. El conocimiento de qué es de lo que más se está hablando es, en cualquier caso, un factor esencial en las características de un buen CIO. 

Fuente: https://www.ciospain.es