Los retos del CIO en su viaje a la nube
12/06/2019
Cloud es un elemento esencial para la transformación digital de las empresas y, al mismo tiempo, los CIO se enfrentan a una serie de retos a la hora de abordar esa migración. Para analizarlos y conocer sus preocupaciones, BYTE TI organizó un encuentro junto con Linke a la que asistieron responsables de TI de Atisa, Axpo Iberia, Comdata, Ecija Law, Fintonic, Fonetic, GVC Gaesco Beka SV, Metrovacesa, Ministerio de Presidencia, Red.es y Universia.

 

Desayunos Tecnológicos

Los retos del CIO en su viaje a la nube

Cloud es un elemento esencial para la transformación digital de las empresas y, al mismo tiempo, los CIO se enfrentan a una serie de retos a la hora de abordar esa migración. Para analizarlos y conocer sus preocupaciones, BYTE TI organizó un encuentro junto con Linke a la que asistieron responsables de TI de Atisa, Axpo Iberia, Comdata, Ecija Law, Fintonic, Fonetic, GVC Gaesco Beka SV, Metrovacesa, Ministerio de Presidencia, Red.es y Universia.

“La nube es una realidad que cada vez está más presente en el mundo empresarial. Las ventajas que ofrece como precio, escalabilidad o flexibilidad hacen que dar el salto a este modelo se haya convertido en imprescindible para las empresas de cualquier tamaño y sector, así como para las administraciones públicas”, explicó Ignacio Sáez, director general de MKM Publicaciones, editorial a la que pertenece Byte TI, durante la apertura del encuentro

Sáez, que hizo un repaso de la situación de la informática en la nube en las organizaciones, señaló que, aunque la nube híbrida parece la estrella rutilante del firmamento cloud, la realidad es que las cifras confirman que los entornos de nube pública crecen a muy buen ritmo, entre otros aspectos porque los hándicaps, como la seguridad, han pasado a ser secundarios puesto que las aplicaciones y servicios en la nube son cada vez más seguros. Por eso, el director general aseguró que “el crecimiento de las soluciones en cloud es imparable y, de manera específica, la nube pública es el modelo por el que están optando muchas empresas para migrar, no sólo soluciones secundarias o poco relevantes, sino aquellas que son más importantes para las empresas”.

Por sus ventajas, un buen número de compañías ya están migrando sus sistemas críticos y sus centros de datos a la cloud pública. Sin embargo, y puesto que una parte importante de ellas no ha definido una estrategia previa correcta, se están dando cuenta de que los ahorros que intuían que se iban a producir, no llegan a materializarse. Es más, en muchos casos el coste es mucho más alto que cuando trabajaban en on-premise.

Linke fue fundada en 2010 por un grupo de profesionales técnicos muy especializados en el mercado SAP y es especialista en servicios de consultoría tecnológica SAP en la nube.

En este contexto, hoy más que nunca son más necesarios “encuentros como éste”, dijo Sáez, para poder identificar todos juntos los factores a tener en cuenta a la hora de realizar una migración como, por ejemplo, la seguridad, las implicaciones para los diferentes departamentos, el escenario a futuro que se persigue, etc.

La propuesta de Linke

La mesa redonda pretendía profundizar en las preocupaciones del CIO en este ámbito y ofrecer las claves sobre cómo trasladar los sistemas críticos a un entorno de nube pública con éxito de la mano de Linke, primer integrador de sistemas no global certificado como Premier Consulting Partner de AWS con competencia de SAP a nivel mundial.

La empresa invitada a este encuentro es un referente en ayudar a otras compañías en su camino a la nube, y así lo explicaron Chabier Sanvicente, co-fundador y CEO de Linke, y Joaquim Alfaro, su Director General: la firma fue fundada en 2010 por un grupo de profesionales técnicos muy especializados en el mercado SAP y es especialista en servicios de consultoría tecnológica SAP en la nube.

“Tenemos presencia en más de nueve países, clientes en diferentes regiones del mundo y más de 105 certificaciones en SAP y AWS. Somos una empresa en constante crecimiento, especialmente en los últimos años y con 75 profesionales trabajando entre Madrid y Barcelona, con un volumen de facturación de 7 millones”, destacó su CEO.

Y es que, con su experiencia en la migración de servicios a la nube, ayuda a sus clientes fundamentalmente en España, Europa y Oriente Medio a alcanzar las ventajas de cloud computing de una manera real, efectiva y sencilla. Sólo en 2018, realizó más de 50 migraciones de sistemas SAP a AWS y gestiona, a día de hoy, más de 300 instalaciones de SAP en esta plataforma.

Fruto de su inversión en investigación e innovación, Linke dispone también de tecnología propia que permite sacar más partido a las estrategias de cloud de las organizaciones y aporta un valor diferencial a su oferta. Entre sus clientes se encuentran empresas como Madrileña Red de Gas, Ávoris, Barceló Hotel Group, Serunión, Hassan Allam Holding o Grupo SM, entre otros.

Los CIO toman la palabra

Durante el encuentro, los CIO expresaron cuáles son sus principales preocupaciones a la hora de migrar a cloud. Javier Pozo, que ocupa esta posición en Universia, explicó su caso. “Hasta hace dos años, todo residía en el data center del Grupo Santander, hubo un cambio y empezamos a migrar al modelo de plataforma cambiando la estrategia porque tenía todo el sentido. Fue un movimiento duro y complejo y hubo que escalar muy arriba. En el momento actual, tenemos acuerdos firmados con Azure y AWS. En el caso de Universia, a finales del mes de junio, todos los sistemas estarán migrados a AWS. Bajo mi punto de vista, la diferencia de un modelo cloud con respecto a uno tradicional es que no hay un rol claro, sino que todo se basa en modelos de cooperación. Las fronteras, en cloud, están más diluidas”.

Por su parte, José Sánchez, de Axpo Iberia, señaló que su compañía, dedicada a ofrecer servicios energéticos personalizados para grandes empresas, pymes y autónomos, se ve afectada sobre todo por la legislación. “Se trata de normativas muy estrictas. Por eso, migramos a cloud la parte de servicios energéticos, pero la de distribución es más complicado por la regulación. Tenemos un contrato con Azure, y otro de los problemas a los que nos enfrentamos es el ‘vendor locking’, que hace que sea difícil cerrar un marco contractual con el proveedor: cuesta bastante cerrar algún tipo de acuerdo”.

Además, hizo hincapié en la escasez de perfiles técnicos especializados en este ámbito, un desafío en el que coincidieron buena parte de los participantes en el evento.

Desde Comdata, José Luis García de los Ríos se cuestionó los beneficios de llevar todo a la nube. En su opinión, “es muy útil para ciertos momentos, por ejemplo, cuando tenemos crecimientos de demanda puntuales pero llevar los sistemas core de nuestro negocio a una cloud me sigue suscitando un poco de prudencia y, por supuesto, me veo en la necesidad de hacer un análisis exhaustivo para decidir por las diferentes opciones que se plantean”.

Diferentes puntos de partida

Los retos son variados y diferentes para cada empresa como pusieron de relieve los distintos participantes. Por ejemplo, desde Grupo Atisa, compañía de servicios de outsourcing de TI, Alberto Aparicio y José Antonio Rivas explicaron que uno de sus desafíos radica en que “todo el software con el que trabajamos está desarrollado por nosotros, por lo que es complejo hacer un entorno mixto, que sea on-premise y cloud. Por otra parte, hemos intentado hacer algunas pruebas piloto y económicamente es complicado porque desde el departamento financiero ven que te metes en un coste fijo y esto nos dificulta dar el paso y sacar todo el data center a la nube”. Además, Alberto Aparicio mencionó que el funcionamiento de las redes de comunicaciones es vital para el buen funcionamiento de los entornos cloud. “Si un cliente o un trabajador está en su casa, depende de una comunicación y hay que tener un plan de continuidad porque una demora de, por ejemplo, 24 horas en el servicio al cliente, nos puede suponer incluso multas”, subrayó.

En lo referente al coste de la nube, Joaquím Alfaro, de Linke, indicó que “cuando se habla con el equipo financiero de una empresa, hay que explicar qué es lo que estás comprando. Por ejemplo, uno de los grandes costes recurrentes en un centro de datos es la electricidad, que es variable. Cuando se traslada a la nube, ese coste desaparece y esto es un detalle que parece que no, pero impacta mucho. Éste es un argumento a favor del departamento de TI. En el caso de AWS, el cliente tiene el coste por escrito y va a ser siempre el mismo, o incluso más bajo en los siguientes años”.

Fuente: https://www.revistabyte.es