¿Cómo es la toma de decisiones en compra de infraestructura TI?
10/07/2019
Equipar la infraestructura requiere de un proceso de documentación y de adquisición, que varía en función de cada segmento.

La adopción de nuevas tecnologías o la actualización de la antigua es un proceso que comprende múltiples decisiones. Más en el actual entorno digital, en el que las posibilidades se multiplican, se expanden y economizan. IDG ha analizado algunos de los segmentos principales para establecer cuáles son las pautas habituales en estas situaciones de elecciones clave.

En relación a las plataformas 'cloud', se observa una tendencia a adquirir soluciones como complemento a tecnologías existentes. Así sucede en cuatro de cada diez casos, mientras que un tercio de organizaciones compran para reemplazar herramientas y una de cada cuatro, para actualizarse. Habitualmente el proceso requiere de mayor documentación que cuando se trata de otras tecnologías. Otro de los temas calientes en el sector es analítica y datos, cuya compra recae principalmente en el CIO, con el apoyo de arquitectos e ingenieros. Para informarse, se confía en las webs especializadas y en informes técnicos.

El proceso de compra en redes suele durar algo más de cinco meses y en él pesa mucho la familiaridad con la marca; esto es, que sea conocida y se pueda confiar en ella. La adquisición de ordenadores se suele realizar a proveedores ya conocidos. Moviliza a menos personal que el que lleva de media cualquier otro segmento, con 16 implicados frente a 21 en global. Lo mismo sucede en la parte de servidores y almacenamiento, con 17 personas involucradas, que habitualmente confían en las demostraciones y pruebas de productos realizadas durante su investigación.

En relación al software empresarial, en la modalidad no-SaaS un 55% de las compras fueron a nuevos proveedores en los últimos dos años. En SaaS, solo el 42% del contenido descargado específico ha proporcionado valor a los responsables de la toma de decisiones tecnológicas en los últimos 12 meses. Se detecta una necesidad de mejorar los recursos informativos adicionales de calidad, al necesitar los responsables de compra más documentos que con otros segmentos para llegar a cerrar una operación.

Para movimientos en servicios TI, se confía mayormente en webs especializadas en tecnología, lo mismo que en seguridad; aquí también emplean documentos técnicos y recomendaciones de personal de fuera de la empresa. En este último sector, se tiende a apostar por nuevos proveedores antes que por los existentes.

Fuente: https://www.ciospain.es