El Europarlamento echa para atrás la directiva de ‘copyright’
06/07/2018
Descarta iniciar negociaciones sobre la nueva normativa sobre derechos de autor en el entorno digital. La propuesta será debatida y podrá modificarse en septiembre.

Hoy la Eurocámara ha votado en contra sobre la polémica nueva normativa europea sobre los derechos de autor en el entorno digital, que ha puesto en pie de guerra a plataformas como Google o Wikipedia, que mostraba su descontento con un cierre temporal de 36 horas alegando que "si se aprobase, dañaría significativamente la Internet abierta que hoy conocemos".

Con 318 votos frente a 278 y 31 abstenciones el Parlamento ha decidido descartar iniciar las negociaciones sobre la nueva normativa y emplazar un nuevo debate sobre ésta el próximo mes de septiembre.

Axel Voss, de PPE (Alemania) y ponente de la propuesta, se lamentaba así de esta decisión: “Esto es parte del proceso democrático. Volveremos a examinar la cuestión en septiembre, con el objetivo de responder a las preocupaciones de los ciudadanos, al tiempo que adaptamos la legislación sobre derechos de autor al entorno digital”.

El Reglamento del Parlamento Europeo establece que si al menos el 10% de los eurodiputados (76) lo solicita, la decisión de iniciar negociaciones con el Consejo sobre un texto legislativo debe ser sometida a votación del pleno, como ha ocurrido en este caso.

Alcance de la propuesta

La reforma propuesta del derecho de autor europeo supondría modificar la ley de protección de datos y obligaría a las plataformas de internet a realizar un filtrado a través de sistemas automáticos de todos los contenidos que suben los usuarios con el fin de detectar material que viole el copyright.

Víctor Domingo, presidente de la Asociación de Internautas, explicaba a ComputerWorld por qué las consecuencias serían nefastas para Internet. Según el experto, el planteamiento del artículo 13, uno de los más polémicos, convierte a los grandes de la tecnología en jueces. Se les obliga a utilizar tecnología automática, robots, para detectar posibles infracciones. “Lo siento, pero no son tan inteligentes”, opinaba Domingo.

No obstante, fuentes del Ministerio de Cultura reconocían que “la posición de España está siendo la de apoyar el que iniciativas como la Directiva de derechos de autor en el Mercado Único Digital reequilibren la cadena de valor en internet” y “competir en igualdad de condiciones a todos los operadores, a la vez que fomente el desarrollo de iniciativas privadas europeas innovadoras, al incrementar la seguridad jurídica del sector”.

Fuente: www.computerworld.es