Los hogares inteligentes se preparan para la llegada de la robótica de consumo
09/09/2019
La integración de los comandos por voz y el desarrollo de las funcionalidades técnicas fomentarán la adopción de los dispositivos, que se emplearán mayoritariamente para la atención y para usos sociales.

El ecosistema del smart home está conformado por distintos dispositivos y sistemas conectados que permiten la conexión entre elementos del hogar. En este escenario, la robótica todavía tiene una penetración limitada, aunque según las últimas investigaciones de la firma de análisis ABI Research, esto podría cambiar. La organización apunta a que los hogares con un robot en el hogar rondarán los 79 millones a nivel global en el año 2024.

ABI señala la integración del control por voz como factor clave para la expansión de los robots en el hogar. Hasta ahora, los comandos por voz se centraba en los altavoces inteligentes, pero la firma prevé que, al incluir en los robots esta funcionalidad, se potenciará su adopción. Esto se traducirá en una mayor integración entre la robótica y la tecnología de smart home.

La compañía distingue dos mercados clave para la robótica en el hogar: la atención domiciliaria y los robots personales o sociales. De estos, hasta el momento, el que tiene mayor desarrollo es el primero, pero cualquiera de los dos están todavía en una fase bastante temprana de adopción. Los robots orientados a brindar interacción y atención. 

Desde ABI apuntan a que en los dos segmentos será de especial relevancia la integración de las plataformas de control por voz. Lo explica Jonathan Collins, director de investigación de Smart Home, en un comunicado. "La inteligencia artificial (IA) y el reconocimiento por voz son las dos integraciones de hogares inteligentes adicionales que se necesitan para dar vida a los robots personales y sociales". 

Las previsiones de la firma indican que Amazon y Google están a punto de liderar los avances de los robots sociales, porque han puesto ya la IA y el reconocimiento de voz en el núcleo de Alexa y del Assistant. Los dispositivos de las marcas permiten cada vez más pantallas, cámaras y micrófonos, con lo que avanzan hacia un mejor reconocimiento facial, además del de por voz ya existente. Así se conseguirán  interacciones más personalizadas entre los usuarios y sus dispositivos.

Eso sí, la firma advierte que, para que los robots se integren en el smart home, será necesario también un mayor desarrollo de la articulación y la movilidad.

Fuente: https://www.networkworld.es