2018, el año en el que España se propuso ser una ‘startup nation’
28/12/2018
A un paso de dejar atrás un año más, repasamos la estrategia nacional en materia digital, marcada, como no puede ser de otra manera, por la política del nuevo Gobierno de Sánchez.

Si echamos la vista atrás para hacer una retrospectiva sobre la estrategia digital de España en 2018, hay un acontecimiento que ha cambiado por completo el terreno de juego y éste es, sin duda, el sorpresivo cambio de Gobierno efectuado en mayo tras el triunfo de la moción de censura articulada por el PSOE. Con éste y casi de un día para otro unos 4.000 cargos públicos cambiaban de cara, entre ellos los responsables del roadmap tecnológico del país, como José María Lassalle, entonces secretario de Estado para la Sociedad de la Información y la Agenda Digital, que era sustituido a mediados de junio por Francisco Polo, nombrado secretario de Estado para el Avance Digital, un área que quedaba bajo el paraguas del Ministerio de Economía en lugar del Energía, Turismo y Agenda Digital en una maniobra para dejar patente el peso que la economía digital tiene en la actualidad.

El nombramiento de Polo, un emprendedor que creó Actuable, plataforma que acabó comprando en 2011 la firma Change.org (en plena polémica por un supuesto agujero de seguridad en la filial española) formó parte de un mensaje de apoyo al ecosistema startup que el Gobierno de Pedro Sánchez ha ido reforzando en estos meses hasta lanzar el plan ‘España Nación Emprendedora’.

Este programa lo avanzó el propio Sánchez en el evento South Summit y de él apenas conocemos muchos más detalles aparte de lo contado entonces por el presidente: que se lanzará un marco legal que reconozca las singularidades de las startups y su naturaleza jurídicaespecífica (estos días ha salido a consulta pública la ‘Ley de Startups’ que integra el citado plan); se potenciarán los incentivos fiscales para la inversión en I+D+i en el impuesto de sociedadesde tal manera que un mayor número de big corporates perciban a las startups como vehículos de innovación desde fuera hacia dentro; se establecerá la transferibilidad de los créditos fiscalesgenerados en impuestos de sociedades por actividades de I+D+i a empresas que participan en la financiación, en los proyectos y en las tecnologías; y se mejorará la conexión de la red de aceleradoras e incubadoras.

La estrategia de ‘España Nación Emprendedora’, explica el propio Polo a ComputerWorld sin entrar en detalles, “se ha focalizado en el emprendimiento digital porque este sector, en convivencia con el resto de actores de la economía, desencadena innovaciones de rápido crecimiento e impacto transversal. Involucra, por tanto, no solo a los emprendedores sino a todos los actores de nuestra economía. E incorporará medidas que hagan posible esa mayor colaboración entre todos los agentes económicos”.

Impulso de 5G

Además de esta fiebre por el emprendimiento, el equipo de Polo ha trabajado en estos meses en proyectos vinculados a una de las tecnologías claves para la economía digital en el futuro: 5G, llevando a cabo con éxito (como estaba previsto por el anterior Ejecutivo) la subasta del espectro, necesaria para poner en marcha el despliegue de estas nuevas comunicaciones móviles.

En dicha subasta, realizada en julio, el Gobierno logró recaudar 437,65 millones de euros en las pujas de la banda de frecuencias 3,6-3,8 gigahercios (GHz), sobre la que se desarrollará la fase inicial de la nueva generación de telefonía móvil 5G, cuadruplicando el importe total de salida de 100 millones de euros para el conjunto de los 200 megahercios (MHz) licitados.

“La estrategia ‘España Nación Emprendedora’ es el plan de este Gobierno para vertebrar el necesario cambio de modelo productivo. Lógicamente la conectividad juega un papel relevante dentro de esa misión –afirma Polo–. Tenemos que quitarnos los complejos porque España tiene talento y porque es un país aventajado en ciertas áreas, y la de telecomunicaciones es una de ellas”.

Fuente: https://www.computerworld.es